Examen Físico

El examen físico o clínico (popularmente conocido como inspección) es el proceso mediante el cual un doctor investiga el cuerpo de un paciente por señales de enfermedad. Generalmente es seguido por la documentación del historial médico – un recuento de los síntomas como los experimentados por el paciente

Junto con el historial médico, el examen físico ayuda a determinar el diagnóstico correcto y preparar el plan de tratamiento.

El examen físico puede ser brindado bajo cobertura de un seguro médico, requerido por nuevos miembros del seguro o estipulado como condición de empleo.  En los Estados Unidos, los exámenes físicos son comercializados a los pacientes como revisiones de “ventanilla única”, evitando el inconveniente de asistir a múltiples consultas con diferentes médicos. Los exámenes físicos completos de éste tipo, son también conocidos como Exámenes Físicos ejecutivos, y normalmente incluyen pruebas de laboratorio, rayos x, examen de funcionamiento pulmonar, audiogramas, tomografías, EKG, pruebas de estrés cardiaco, exámenes vasculares, urianálisis, y monogramas o examen de próstata dependiendo del sexo.

El formato del examen físico ejecutivo fue desarrollado por la Clínica Mayo en los años 1970s y ahora es brindada por otros médicos.

Aunque los exámenes físicos se han vuelto mas complicados, en el uso rutinario los exámenes físicos se han vuelto menos completos. Esto a llevado a los editoriales en diarios médicos a enfocarse en la importancia de una adecuada examinación física. Además de la posibilidad de identificar señales de enfermedad, se ha  referido al examen físico como un ritual que juega un rol muy significativo en la relación doctor-paciente. Los doctores en la Universidad Medica de Stanford introdujeron una serie de 25 técnicas clave que consideraron útiles.